Misa tradicional en La Plata (Argentina)

Los amigos de Juventutem Argentina nos recuerdan que la Santa Misa tradicional (o forma extraordinaria del rito romano) se celebra todos los domingos a las 12:00hs., en la Parroquia de la Medalla Milagrosa en La Plata,  calle 75 entre 6 y 7. Los sacerdotes Brian Moore y Pablo Caballero, pertenecientes a la Arquidiócesis de La Plata son los encargados de oficiarla. Las imágenes publicadas pertenecen a la celebración de la Santa Misa en dicha Parroquia, agradeciendo a los amigos platenses la deferencia de haberlas compartido con nosotros. Deo Gratias.

BENEDICTO XVI: MEMORIA ÍNTIMA DE SESENTA AÑOS DE SACERDOCIO

Homilía en la solemnidad de los santos Pedro y Pablo

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 29 de junio de 2011 (ZENIT.org).– Publicamos la homilía que pronunció Benedicto XVI este miércoles, solemnidad de los santos Pedro y Pablo, patronos de la diócesis de Roma, día del papa, y sexagésimo aniversario de la ordenación sacerdotal de Joseph Ratzinger.

En la celebración eucarística, que tuvo lugar en la Basílica Vaticana, concelebraron los 41 arzobispos metropolitanos nombrados en el último año, que han recibido el palio, símbolo de su comunión con el Santo Padre, durante el sagrado rito.

En la celebración, participó una delegación del patriarcado ecuménico de Constantinopla, compuesta por Su Eminencia Emmanuel (Adamakis), metropolitano de Francia; Su Excelencia Athenagoras (Yves Peckstadt), obispo de Sinope, auxiliar del metropolitano de Bélgica; el archimandrita Maxime Pothos, vicario general de la metropolía de Suiza.

* * *

Queridos hermanos y hermanas:

«Non iam dicam servos, sed amicos» – «Ya no os llamo siervos, sino amigos» (cf.Jn 15,15). Sesenta años después de mi Ordenación sacerdotal, siento todavía resonar en mi interior estas palabras de Jesús, que nuestro gran Arzobispo, el Cardenal Faulhaber, con la voz ya un poco débil pero firme, nos dirigió a los nuevos sacerdotes al final de la ceremonia de Ordenación. Según las normas litúrgicas de aquel tiempo, esta aclamación significaba entonces conferir explícitamente a los nuevos sacerdotes el mandato de perdonar los pecados. «Ya no siervos, sino amigos»: yo sabía y sentía que, en ese momento, esta no era sólo una palabra «ceremonial», y era también algo más que una cita de la Sagrada Escritura. Era bien consciente: en este momento, Él mismo, el Señor, me la dice a mí de manera totalmente personal. En el Bautismo y la Confirmación, Él ya nos había atraído hacia sí, nos había acogido en la familia de Dios. Pero lo que sucedía en aquel momento era todavía algo más. Él me llama amigo. Me acoge en el círculo de aquellos a los que se había dirigido en el Cenáculo. En el grupo de los que Él conoce de modo particular y que, así, llegan a conocerle de manera particular. Me otorga la facultad, que casi da miedo, de hacer aquello que sólo Él, el Hijo de Dios, puede decir y hacer legítimamente: Yo te perdono tus pecados. Él quiere que yo – por mandato suyo – pronuncie con su «Yo» unas palabras que no son únicamente palabras, sino acción que produce un cambio en lo más profundo del ser. Sé que tras estas palabras está su Pasión por nuestra causa y por nosotros. Sé que el perdón tiene su precio: en su Pasión, Él ha descendido hasta el fondo oscuro y sucio de nuestro pecado. Ha bajado hasta la noche de nuestra culpa que, sólo así, puede ser transformada. Y, mediante el mandato de perdonar, me permite asomarme al abismo del hombre y a la grandeza de su padecer por nosotros los hombres, que me deja intuir la magnitud de su amor. Él se fía de mí: «Ya no siervos, sino amigos». Me confía las palabras de la Consagración en la Eucaristía. Me considera capaz de anunciar su Palabra, de explicarla rectamente y de llevarla a los hombres de hoy. Él se abandona a mí. «Ya no sois siervos, sino amigos»: esta es una afirmación que produce una gran alegría interior y que, al mismo tiempo, por su grandeza, puede hacernos estremecer a través de las décadas, con tantas experiencias de nuestra propia debilidad y de su inagotable bondad.

«Ya no siervos, sino amigos»: en estas palabras se encierra el programa entero de una vida sacerdotal. ¿Qué es realmente la amistad? Ídem velle, ídem nolle – querer y no querer lo mismo, decían los antiguosLa amistad es una comunión en el pensamiento y el deseo. El Señor nos dice lo mismo con gran insistencia: «Conozco a los míos y los míos me conocen» (cf. Jn10,14). El Pastor llama a los suyos por su nombre (cf. Jn 10,3). Él me conoce por mi nombre. No soy un ser anónimo cualquiera en la inmensidad del universo. Me conoce de manera totalmente personal. Y yo, ¿le conozco a Él? La amistad que Él me ofrece sólo puede significar que también yo trate siempre de conocerle mejor; que yo, en la Escritura, en los Sacramentos, en el encuentro de la oración, en la comunión de los Santos, en las personas que se acercan a mí y que Él me envía, me esfuerce siempre en conocerle cada vez más. La amistad no es solamente conocimiento, es sobre todo comunión del deseo. Significa que mi voluntad crece hacia el «sí» de la adhesión a la suya. En efecto, su voluntad no es para mí una voluntad externa y extraña, a la que me doblego más o menos de buena gana. No, en la amistad mi voluntad se une a la suya a medida que va creciendo; su voluntad se convierte en la mía, y justo así llego a ser yo mismo. Además de la comunión de pensamiento y voluntad, el Señor menciona un tercer elemento nuevo: Él da su vida por nosotros (cf. Jn 15,13; 10,15). Señor, ayúdame siempre a conocerte mejor. Ayúdame a estar cada vez más unido a tu voluntad. Ayúdame a vivir mi vida, no para mí mismo, sino junto a Ti para los otros. Ayúdame a ser cada vez más tu amigo. Sigue leyendo

Peregrinación de la Juventud Católica de Rio de Janeiro al Santuario de Cristo Redentor (Brasil)

Amigos de Río de Janeiro (Brasil), promotores de la celebración de la Santa Misa tradicional, no envían esta gacetilla que tenemos el gran gusto de difundir
El Santuario de CRISTO REDENTOR conmemora 80 años, y ese día , 30 de outubre de 2011, que en el calendario del Rito Romano en su forma extraordinaria la Santa Iglesia Católica celebra el día de CRISTO REY del Universo, los jóvenes Católicos subiremos al CRISTO Redentor en peregrinación con estandartes y música para honrar a CRISTO REY!
Convocamos a todos a estar presentes! Sea del interior de Rio de Janeiro, sea de otro estado, vengan!

Nuestra peregrinación seguirá las características de las peregrinaciones a Chatres (Francia) y Luján (Argentina).

Entretanto, solo conseguimos 50 billetes de cortesía para ingresar al Santuario, lo que significa que lo restante deberá pagarse. Entre en contacto con nosotros por e-mail: cristoredentor.contato@gmail.com
Esta peregrinación es una de los sitios: SALVEM A LITURGIA y A VIDA SACERDOTAL. El p. Anderson Batista da Silva nos acompañará como director espiritual y celebrará la Santa Missa al finalizar la peregrinación.
Pe. Anderson Batista, Niterói.
En Facebook
La página OFICIAL de la Peregrinación en Facebook

http://www.facebook.com/home.php?sk=group_213416758697244&ap=1

Contamos con su presencia!
Fuente:Salvem a Liturgia
Viva CRISTO REY!

Fiesta de Corpus en St. Louis (EEUU)

St. Louis Catholic publica imágenes de la celebración de la Solemnidad de Corppus Christi en el Oratorio San Francisco de Sales (administrado por el ICRSS), en St. Louis (EEUU), donde varios niños recibieron la primera comunión. Luego de la celebración de Solemne Santa Misa usus antiquior se llevó a cabo una procesión por las calles de la ciudad, con la presencia de gran cantidad de fieles.