Para disfrutar: Kyrie Eleison – Missa Pange Lingua – Josquin des Prés

Anuncios

Universitarios de Verona solicitan celebración de la Misa tradicional

Messa in latino informa que estudiantes de la Universidad de Verona, han conformado un grupo estable requiriendo la celebración mensual de la Misa tradicional en la Capilla universitaria. La solicitud ha sido enviada al Rector, al Obispo de Verona y al Director del Centro Pastoral de Verona. La Misa sería oficiada por el p. Wilmar Pavesi, quien fuera designado por el Obispo, Mons. Giuseppe Zenti, para la asistencia espiritual y litúrgica de los fieles ligados a la liturgia antigua en dicha ciudad.

Mons. Bernardini: “Los fieles no abandonan al Papa”

Texto completo de la homilía

Buenos Aires, 24 Feb. 11 (AICA)

El pasado martes en la capilla de las Obras Misionales Pontificias (OMP), en el barrio porteño de Almagro, el nuncio apostólico, monseñor Adriano Bernardini, presidió la misa de apertura de la asamblea anual de directores diocesanos de las OMP, que finalizará mañana (…)


En su homilía, monseñor Bernardini advirtió que existe hoy “un ensañamiento muy especial contra la Iglesia Católica en general y al Santo Padre en particular”, y estimó que esto ocurre por “la Verdad que nos da el mensaje de Cristo”.

“Cuando esta Verdad no se opone a las fuerzas del mal todo va bien. En cambio, cuanto presenta la mínima oposición, surge una lucha que se hace calumnia, odio e incluso persecución contra la Iglesia y más específicamente contra la persona del Santo Padre”, subrayó.

El Nuncio explicó que el papa Benedicto XVI fue puesto en la mira de muchos por su “amor a la verdad verdadera y evangélica” y también por haber impreso a su pontificado “el sello de continuidad con la tradición milenaria de la Iglesia y sobre todo de purificación. Sí, porque a la inseguridad de la fe siempre le sigue la ofuscación de la moral”.

Tras afirmar que creció en la comunidad católica un convencimiento de que “la pertenencia a la Iglesia no comporta el conocimiento y la adhesión a una doctrina católica”, lamentó esta suerte de “catolicismo ‘a la carte’, en el cual cada uno elige la porción que prefiere y rechaza el plato que considera indigesto”.

El representante papal sostuvo que a raíz de este relativismo muchos “consideran superadas una serie de verdades, como por ejemplo: el carácter definitivo y completo de la revelación de Cristo; la naturaleza de la fe teologal cristiana con respecto a la creencia en las otras religiones; la unicidad y la universalidad salvífica en el misterio de Cristo; la mediación salvífica universal de la Iglesia; la subsistencia en la Iglesia Católica de la única Iglesia de Cristo”.

“He aquí, por lo tanto, la Verdad como causa principal de esta aversión y diría casi persecución al Santo Padre. Una aversión que tiene como consecuencia práctica su sentirse solo, un poco abandonado”, indicó, al tiempo que aclaró que no de los fieles, sino “sobre todo de ciertos sacerdotes y religiosos, no sólo obispos”.

Por último, monseñor Bernardini sostuvo que “así el clero está atravesando una cierta crisis, en el episcopado prevalece un bajo perfil, no obstante los fieles de Cristo están aún con todo su entusiasmo. Obstinadamente continúan rezando y van a misa, a frecuentar los sacramentos y a rezar el rosario. Y sobre todo esperan en el Papa. Hay un sorprendente punto de solidez entre el Papa Benedicto y el Pueblo, entre el hombre vestido de blanco y las almas de millones de cristianos. Ellos entienden y aman al Papa. ¡Esto porque su fe es simple! Por otra parte es la simplicidad la puerta de ingreso a la Verdad”.+


LA MÚSICA SACRA, AL SERVICIO DE LA VERDAD


Columna de teología litúrgica dirigida por Mauro Gagliardi

Por Paul Gunter, O.S.B.*

ROMA, jueves 24 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- En la época en la que san Agustín escribióQui cantat, bis orat – “quien canta reza dos veces”, se podía reconocer fácilmente cómo el carácter propio de la música sacra la hacía esencialmente distinta de un simple canto en grupo, o de un elegante performance por parte de un músico experto, pero de ámbito secular. La convicción del hecho de que la oración redobla si es cantada en lugar de recitada, no se basaba tanto en los méritos del esfuerzo humano, sino más bien en la necesidad de describir la dimensión numinosa dentro de la música sacra, sus aspectos emotivos y artísticos, en cuanto que interfaz del intercambio entre Dios, Dador de todo bien, y la respuesta de amor del ser humano al amor omnipotente del Señor.

Un amor más grande buscará una calidad más alta y no sólo una cantidad más abundante, y esto sucede cuando la perseverancia de un individuo o de un grupo ha obtenido un progreso en el ámbito musical y ha experimentado por ello mismo la belleza de sus consuelos espirituales. La Sacrosanctum Concilium (SC) afirma que “la sagrada liturgia no agota toda la acción de la Iglesia” (n. 9) y añade muy agudamente que “antes de que los hombres puedan acercarse a la liturgia, es necesario que sean llamados a la fe y a la conversión”; además, en el número 10 aclara que “la liturgia es el culmen hacia el que tiende la acción de la Iglesia”. La liturgia, por tanto, es precisamente la fuente de la fuerza necesaria a toda obra apostólica. Allí donde la vida liturgica de la Iglesia es dejada a su aire, la falta de coherencia en sus frutos se hace evidente. Los músicos litúrgicos deben ser valorados y apoyados de todas las formas posibles, si deben alcanzar un nivel técnico tal que les permita comunicar, a través de la música sacra, la relación con el misterio tremendo que es Dios. Es esta percepción de la santidad de Dios, tomada específicamente de la música sacra, la que forma un puente que permite a las personas hacer encontrar su deseo de Dios con el deseo de conformar sus vidas a la Suya. Sigue leyendo